Skip links

RESPUESTA DE EMERGENCIA EN RIO GRANDE DO SUL

Unidos por ellos, Cenaced, ARISE Mx y Connecting Bussines Initiative sumamos esfuerzos para apoyar a la recuperación en Río Grande Do Sul.

1. Contexto

El 3 de mayo, fuertes lluvias llegaron a Rio Grande do Sul provocando un rápido aumento del nivel de las aguas de los ríos del estado, superando la capacidad natural de drenaje de las cuencas. Como resultado, las inundaciones masivas en todo el estado afectaron a más de 2,3 millones de personas. Estas inundaciones constituyen la mayor emergencia climática de la historia del estado. En menos de una semana, las fuertes lluvias, inundaciones y corrimientos de tierra en Rio Grande do Sul causaron 169 muertos y 50 personas siguen desaparecidas, mientras que 806 están heridas. Según las últimas cifras publicadas por la Defensa Civil[1] brasileña (el 29 de mayo de 2024), 581.638 personas han sido desplazadas de sus hogares y 48.789 se encuentran en refugios. Un total de 471 municipios se han visto afectados por las lluvias e inundaciones (94,77% del estado), lo que ha llevado al gobierno a reconocer el estado de calamidad pública a nivel local y federal.

El puente de la carretera federal está cubierto por el agua. El río Taquari superó los 30 metros por primera vez en su historia.

Las infraestructuras del estado resultaron gravemente dañadas, incluidas carreteras, aeropuertos y puertos, lo que dificulta el acceso a las zonas afectadas. El principal aeropuerto estatal, situado en Porto Alegre, permanecerá cerrado hasta el 10 de agosto, ya que algunas zonas siguen inundadas. Cientos de hospitales y escuelas se han visto afectados, algunos parcialmente y otros totalmente. Casi un mes después de la catástrofe, algunos municipios del estado siguen sufriendo inundaciones debido a las constantes lluvias caídas durante todo el mes de mayo, lo que dificulta el regreso de la población a sus hogares. Las previsiones meteorológicas indican la formación de un ciclón extratropical en el océano que se espera que azote la región costera de Rio Grande do Sul el lunes (27 de mayo). El fenómeno podría hacer inestable el tiempo y traer fuertes lluvias a gran parte del estado. En consecuencia, las clases en las escuelas municipales y estatales, así como en las privadas, se han suspendido de nuevo hasta el martes (29 de mayo) [2].

2. Respuesta sobre el terreno

En respuesta a la emergencia, World Vision Brasil ha intensificado sus acciones para ayudar a 70.000 familias, incluidos 200.000 niños, en once municipios con apoyo psicosocial a las familias, distribuyendo cestas de alimentos, kits de higiene, kits de limpieza, así como kits de ternura para los niños. Dada la compleja situación en el estado de Rio Grande do Sul, así como las necesidades a largo plazo, WVB ya ha identificado la necesidad de artículos enfocados a una segunda fase de rehabilitación y reconstrucción de los municipios y hogares afectados, incluyendo materiales de construcción, electrodomésticos (frigorífico, estufa, lavadora) y mobiliario (literas, colchones, juegos de cama), para que la población pueda volver a sus hogares y retomar sus rutinas.

Se ha creado una Oficina de Emergencia de WVB en Canoas (RS) para apoyar todas las iniciativas de respuesta en el estado. World Vision Brasil está en contacto permanente con el Ministerio de Desarrollo, Asistencia Social, Familia y Lucha contra el Hambre, el Ministerio de Derechos Humanos y Ciudadanía, el Ministerio de Salud y el Grupo de Trabajo del Sistema Único de Asistencia Social para implementar los proyectos y programas de emergencia en Rio Grande do Sul. Proporcionan apoyo con información y datos sobre las necesidades locales y con contenidos y directrices de respuesta a emergencias. Además, la organización también dialoga con Defensa Civil, la Secretaría de Estado de Desarrollo Social, la Secretaría de Estado de Cultura, la Secretaría de Estado de Salud y los ayuntamientos.

3. Sobre World Vision Brazil

World Vision Brazil (WVB) lleva funcionando 49 años y está presente en todos los estados del país. WVB es una organización cristiana, centrada en los niños y basada en la comunidad que trabaja con los niños más vulnerables, sus familias y sus comunidades para proporcionar asistencia humanitaria y de desarrollo multisectorial con el fin de superar la pobreza y la injusticia. WVB se nutre de su excelente experiencia en la movilización de la comunidad, el compromiso y las asociaciones con las partes interesadas, los actores y otros agentes para desencadenar un desarrollo transformador. En Brasil, el trabajo de la organización recibe apoyo de particulares, donantes privados y públicos como el Gobierno de los Estados Unidos (BHA y PRM), el Gobierno de Brasil, la Embajada de Australia en Brasil, UNICEF, Rumo Logística, P&G, Avanade, Instituto Heineken, Fundación Banco de Brasil, Fundación We Are Water, Fundación Telefônica-Vivo, entre otros.

El departamento de Asuntos Humanitarios de Emergencia (HEA) desarrolla un amplio programa de prevención de catástrofes y asistencia a las comunidades que sufren crisis naturales, epidémicas, civiles o humanitarias, buscando reducir el sufrimiento de los afectados, no restringiendo nuestras acciones al momento de la crisis, sino extendiéndolas hasta la rehabilitación. El enfoque de Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) y Gestión de Desastres (GD) del WVB está alineado con el Plan Nacional de Prevención de Desastres Nacionales del Gobierno Federal y la Política Nacional de Protección de la Defensa Civil, que establece cuatro ejes de Gestión del Riesgo de Desastres (prevención, mapeo, monitoreo y alerta, y respuesta) y seis fases de acción (preparación, prevención, mitigación, respuesta de emergencia, socorro y recuperación). Estos ejes se integraron en la Estrategia Nacional de HEA, DRR y DM de la WVB para proporcionar un marco coordinado con los actores clave en la implementación de la DRR, como los gobiernos nacionales y locales y las organizaciones comunitarias.

En cuanto a las respuestas de emergencia, WVB ha trabajado para ayudar a las víctimas de las fuertes lluvias e inundaciones en Santa Catarina (2008 y 2023), Alagoas y Pernambuco (2010 y 2022), en la región montañosa de Río de Janeiro (2011 y 2022), Minas Gerais y área metropolitana de Río de Janeiro (2020), sur de Bahía (2022), litoral norte de São Paulo (2023), Río Grande do Sul (2023), Espírito Santo (2024); sequías en la región rural del Nordeste y en Amazonas (2023); y a la epidemia del virus Zika (2016); Migración Venezolana (2018); pandemia de COVID-19 (2020). Las iniciativas llevadas a cabo respondieron a las necesidades inmediatas de las poblaciones afectadas, como la distribución de agua, alimentos, kits de higiene y limpieza, así como apoyo psicosocial. Además, las iniciativas también incluyeron acciones posteriores de recuperación económica y el reequipamiento de viviendas, escuelas y organismos públicos.


[1] RS inicia semana com formação de ciclone extratropical, temporais e aulas suspensas | Rio Grande do Sul | G1 (globo.com)


[1] https://www.defesacivil.rs.gov.br/defesa-civil-atualiza-balanco-das-enchentes-no-rs-9-5-18

Deja un comentario

es_ESSpanish
Explora
arrastra