Skip links

Agua para la Paz

Fuente: UN-Water

El agua puede crear paz o provocar conflictos. Cuando el agua es escasa o está contaminada, o cuando la gente tiene un acceso desigual o nulo, las tensiones pueden aumentar.

El acceso al agua potable es un derecho humano. Existe una necesidad urgente de trabajar juntos para proteger y conservar nuestro recurso más preciado. La cooperación en materia de agua allana el camino para la cooperación en todos los desafíos compartidos. Debemos utilizar el agua como herramienta para crear un mundo más pacífico y próspero para todos.

 

El problema explicado

El agua está bajo una presión cada vez mayor. Los impactos del cambio climático relacionados con el agua están empeorando y una creciente población mundial está imponiendo una demanda cada vez mayor de un recurso finito. En muchos países, el acceso de las personas al agua potable está distribuido de manera desigual e injusta. Entre países, la falta generalizada de cooperación transfronteriza sobre recursos hídricos compartidos plantea un riesgo para la calidad y cantidad de los suministros de agua y, por lo tanto, amenaza la estabilidad social e internacional.

La mala prestación de servicios de agua puede deslegitimar a los Estados. La incapacidad de un gobierno para proporcionar servicios básicos de agua puede conducir a una deslegitimación de las instituciones estatales y provocar malestar social, especialmente en el contexto de inseguridad alimentaria, alto desempleo y migración interna.

El agua suele desempeñar un papel en los conflictos.

El agua puede ser un factor desencadenante cuando los intereses de diferentes usuarios del agua, incluidos estados y provincias, chocan y se perciben como irreconciliables, o cuando la cantidad y/o calidad del agua disminuye, lo que puede afectar la salud humana y de los ecosistemas.
El agua puede ser un arma durante un conflicto armado –utilizada tanto por actores estatales como no estatales– como medio para obtener o mantener el control sobre el territorio y las poblaciones o como medio para presionar a los grupos oponentes.
El agua puede ser una víctima de un conflicto cuando los recursos hídricos, los sistemas de agua o los empleados de los servicios públicos son víctimas u objetivos de violencia intencionales o incidentales. Los ataques a infraestructuras civiles, incluidos los sistemas de agua, plantean graves riesgos para la salud y violan el derecho internacional humanitario.

El camino a seguir

🕊️ El agua puede ser una herramienta para la paz. Con el tiempo ha habido muchos más incidentes de cooperación que conflictos por el agua, pero hay mucho más por hacer. La cooperación pacífica en torno al agua –dentro de los países y entre ellos– puede allanar el camino para una cooperación pacífica en todos los sectores.

💦 El agua puede ser una fuerza estabilizadora y un catalizador para el desarrollo sostenible. Debemos actuar sabiendo que el agua no es sólo un recurso que se puede utilizar y por el que se puede competir, sino que es un derecho humano, intrínseco a todos los aspectos de la vida.

💧 A nivel local y nacional, los diferentes usuarios del agua –en particular los servicios públicos de agua y saneamiento, la energía, los alimentos y la industria– deben cooperar a través de un enfoque de gestión integrada de los recursos hídricos y promover una economía circular que cumpla con los derechos humanos de las personas.

💦  A nivel de cuenca, los países deberían desarrollar acuerdos y establecer instituciones para gestionar pacíficamente los recursos hídricos que cruzan fronteras internacionales.

💧 Los gobiernos deberían cooperar en aguas transfronterizas de forma bilateral, regional o global, por ejemplo mediante la firma y la implementación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Agua y la Convención sobre los Cursos de Agua.

💦  La cooperación en materia de agua crea un efecto dominó positivo. Trabajar juntos en materia de agua a través de fronteras y sectores acelerará el progreso en todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, mejorará la seguridad alimentaria, mantendrá medios de vida y ecosistemas saludables, ayudará a desarrollar la resiliencia al cambio climático, contribuirá a la reducción del riesgo de desastres, proporcionará energía renovable, apoyará a las ciudades y la industria. y fomentar la integración y la paz regionales.

Deja un comentario

es_ESSpanish
Explora
arrastra